Negra Sombra

18 octobre 2007

Luz casal 

Image de prévisualisation YouTube

 

 NEGRA SOMBRA
ROSALÍA DE CASTRO (Follas Novas, 1880)

mau90.gif

 

Cando penso que te fuches,
negra sombra que me asombras,
ó pé dos meus cabezales
tornas facéndome mofa.

Cando maxino que es ida,
no mesmo sol te me amostras,
i eres a estrela que brila,
i eres o vento que zoa.
  

Si cantan, es ti que cantas,
si choran, es ti que choras,
i es o marmurio do río
i es a noite i es a aurora.

En todo estás e ti es todo,
pra min i en min mesma moras,
nin me abandonarás nunca,
sombra que sempre me asombras.

aaaa150.jpg

Francisco de Quevedo y Villegas

18 octobre 2007

AMOR IMPRESO EN EL ALMA, QUE DURA DESPUÉS DE LAS CENIZAS

rad64450.gif

 

Si hija de mi Amor mi Muerte fuese,
¡Qué parto tan dichoso que sería
El de mi Amor contra la vida mía!
¡Qué gloria, que el morir de amar naciese!

Llevara yo en el alma adonde fuese
El fuego en que me abraso, y guardaría
Su llama fiel con la ceniza fría
En el mismo sepulcro en que durmiese.

De esotra parte de la muerte dura
Vivirán en mi sombra mis cuidados,
Y más allá del Lete mi memoria.

Triunfará del olvido tu hermosura;
Mi pura fe y ardiente, de los hados;
Y el no ser, por amar, será mi gloria.

Francisco de Quevedo y Villegas

motherchild.jpg

Delmira Agustini

18 octobre 2007

  rou34.gifTU BOCA rou34.gif

rou37.gif

 

 Yo hacía una divina labor, sobre la roca
Creciente del Orgullo. De la vida lejana,
Algún pétalo vivido me voló en la mañana,
Algún beso en la noche. Tenaz como una loca,

Seguía mi divina labor de roca,
Cuando tu voz que funde como sacra campana
En la nota celeste la vibración humana,
Tendió su lazo de oro al borde de tu boca;

—¡Maravillo nido del vértigo, tu boca!
Dos pétalos de rosa abrochando un abismo…—
Labor, labor de gloria, dolorosa y liviana;

¡Tela donde mi espíritu se fue tramando él mismo!
¡Tú quedas en la testa soberbia de la roca,
Y yo caigo sin fin en el sangriento abismo!

Delmira Agustini

radc2147.gif

Stéphane Mallarmé

18 octobre 2007

mau87.gifLa chevelure… mau87.gif

mau75.gif

 

La chevelure vol d’une flamme à l’extrême
Occident de désirs pour la tout déployer
Se pose (je dirais mourir un diadème)
Vers le front couronné son ancien foyer

Mais sans or soupirer que cette vie nue
L’ignition du feu toujours intérieur
Originellement la seule continue
Dans le joyau de l’oeil véridique ou rieur

 

 Une nudité de héros tendre diffame
Celle qui ne mouvant astre ni feux au doigt
Rien qu’à simplifier avec gloire la femme
Accomplit par son chef fulgurante l’exploit

 

De semer de rubis le doute qu’elle écorche
Ainsi qu’une joyeuse et tutélaire torche.

Stéphane Mallarmé

rad695b9.gif

Pierre Louÿs

18 octobre 2007

2007 dans Langue française, EL RINCON DE LA POESIA….

mau111.gifBILITISmau111.gif

mau32.gif

 

Une femme s’enveloppe de laine blanche .
Une autre se vêt de soie et d’or .
Une autre se couvre de fleurs , de feuilles et de raisins .
Moi je ne saurais vivre que nue .

 Mon amant , prends moi comme je suis :
sans bijoux ni sandales ,
voici BILITIS toute seule .

 

 Mes cheveux sont noirs de leur noir et mes lèvres rouges de leur rouge .
Mes boucles flottent autour de moi libres et rondes comme des plumes .
Prends moi telle que ma mère m’a faite dans une nuit d’amour lointaine ,
et si je te plais ainsi , n’oublis pas de me le dire .
Ainsi parle BILITIS

Pierre Louÿs

tthedreamfull.jpg

Hernando de Acuña

18 octobre 2007

mau60.gifXI  mau60.gif

mau96.gif

En extrema pasión vivía contento
por vos, señora, y cuando más sentía,
sólo un mirarme o veros, deshacía
o, al menos, aliviaba mi tormento.

 

Hora quisistes que de fundamento
cayese en tierra la esperanza mía
con declararme lo que no entendía,
de torpe, hasta aquí mi entendimiento.

 

 De esto nació un desdén por cuya mano
en término muy corto se ha deshecho
la fábrica que Amor hizo en mil años.

 

 Yo miro, ya seguro desde el llano,
el risco en que me vi y el paso estrecho,
quedando ya seguro de mis daños.

Hernando de Acuña

rad69c33.gif

Gloria Fuertes

18 octobre 2007

mau11.gif EN LAS NOCHES CLARAS mau11.gif

mau20.gif

 

En las noches claras,
resuelvo el problema de la soledad del ser.
Invito a la luna y con mi sombra somos tres.

Gloria Fuertes

dived90.jpg

Primera vez

18 octobre 2007

Primera vez

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Siento los latidos de su corazón, como ese cuerpo inerte entre mis brazos, deja escapar los últimos soplos de vida. Es bella, muy bella. Paso mi mano por su pálido rostro, mientras mis labios succionan el dulce néctar que corre por sus venas. Vino a mí tan sumisa, con una total entrega. Y si fuera ella……. Ella la que durante estos años esperé. Nunca he sentido nada igual, este deseo, esta excitación por ninguna otra de mis presas. Y si fuera ella, me pregunto una y otra vez mientras su vida, lentamente abandona su cuerpo…….

No tengo fuerzas para moverme, me duele todo el cuerpo, mi cabeza esta a punto de estallar. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué estoy tan hecha polvo? El Conde, recuerdo que acudí a su cita, dejando todo atrás. Nada es más importante que la atracción que siento hacia él. Recuerdo sus brazos fuertes y protectores rodeándome con delicadeza. Sus manos acariciando mi piel suavemente. Sus dulces labios devorándome salvajemente. ¿Todavía estoy en su mansión? Intento moverme pero a penas si logro realizar un pequeño movimiento. Mis músculos se niegan a obedecerme. Entreabro uno de mis párpados y me doy cuenta de que estoy en la más completa oscuridad. Cierro de nuevo los ojos y dejo que esa oscuridad, ese silencio me invada. Miles de sensaciones acuden a mí, despertando mis sentidos endormidos. Mi piel se eriza, con la tierna caricia de unas manos impúdicas, que suben por mis piernas lentamente. Acarician mi vientre, mientras mis pezones, se despiertan con el roce de una húmeda lengua, de unos labios golosos. Pongo la mano sobre una suave cabellera mientras sobre mis labios se dibuja una sonrisa. El Conde, estoy segura que es él. Abro los ojos y ahí están los suyos, negros como las profundidades de una noche sin luna. Con la punta de su lengua humedece mis sedientos labios, mientras sus dedos se mojan en los abundantes jugos de mi sexo.

-Buenas noches, bella durmiente. ¿Como te sientes?

-Cansada, sin fuerzas, pero feliz ya que estoy contigo, eso es más que suficiente para sentirme bien.

-No te preocupes, en un momento estarás mejor, mi dulce princesa. Ahora ven, tengo una sorpresa para ti.

Intento acompañarlo en el movimiento y levantarme, pero es imposible. Mi cuerpo no me responde y a penas si puedo arquear un poco mi espalda.

-Yo te ayudo, mi reina.

Me agarra entre sus brazos, como si mi cuerpo no pesara más que una pluma ligera y se dirige a grandes pasos hacia la puerta. Pego mi cuerpo al suyo. Apoyo la cabeza sobre su hombro y me acerco a su cuello, que lamo lascivamente. Un olor a hombre me invade, al tiempo que golosamente mordisqueo el lóbulo de su oreja.

-Ummm, fuerte…mas fuerte….mas….

Sin darme cuenta, mis dientes se clavan con fuerza en esa tierna piel que se ofrece a mí. Llega a mi paladar un rico sabor acre y con el mi cuerpo endormido se despierta. Me doy cuenta que estoy sedienta, hambrienta y que solo en esta fuente, puedo calmar mis ansias. Llegamos a un gran salón. Allí me deja con delicadeza sobre una mullida alfombra. El fuego en la chimenea y los candelabros, dan el toque de intimidad a la estancia. Mi cuerpo desnudo es recorrido por manos expertas y nuestras lenguas entrelazadas, bailan a un ritmo que solo ellas conocen. Colocándose a mi espalda, me mordisquea el cuello, el lóbulo de la oreja, al tiempo que sus manos acarician tiernamente mis pechos, estirando los pezones. Estoy completamente oferta a sus deseos, dejando que las sensaciones que despierta en mí, recorran todo mi cuerpo. En esos momentos me doy cuenta de que no estamos solos. Un joven esta cómodamente sentado en el sofá, con su mano palpando su sexo y su vista clavada en el espectáculo que le ofrece mi cuerpo desnudo. Lejos de molestarme, la situación me excita y ladeando mi cabeza me entrego a un húmedo y profundo beso, dejando que mis manos bajen hasta mi sexo.

El conde se separa de mí, se sirve un whisky y se acomoda en el sofá. Yo de rodillas, llevo mis dedos mojados a la boca y despacio, los chupo golosamente. Apoyo mis manos en el suelo y gateo sensualmente hacia el joven. Separo sus piernas, acariciando sus muslos. Noto la dureza de su sexo bajo sus pantalones. Me agarra del pelo para brindarme un beso. Lo dejo hacer y curiosa exploro su boca. Consigo desabrochar su pantalón y de un tirón hago saltar los botones de su camisa, que se esparcen por la pieza. Siento su calida piel bajo mis frías manos, su respiración, sus latidos. La camisa no tarda en seguir el camino de los botones y mi lengua disfruta con cada cm de piel que recorre. Lamo sus labios, su cara, su cuello, su pecho. Mordisqueo sus pezones. Le quito las botas, los pantalones y descubro su cuerpo en todo su esplendor. Lo llevo hasta la alfombra donde nuestros cuerpos se funden en un abrazo. La excitación monta en mí, necesito más. Colocándome a horcajadas sobre él me dejo caer sobre su sexo y empiezo a cabalgarlo salvajemente. Mis uñas arañando la blanca piel de su pecho. Su respiración se acelera, los latidos de su corazón golpean con fuerza su pecho. Dejo que sus sensaciones se mezclen con las mías en una perfecta armonía. Uno sus manos a las mías y las llevo sobre su cabeza, mientras nuestros cuerpos sudorosos se pegan y alcanzamos juntos las cimas del placer. Yo por vez primera y él… él descansa en paz por la eternidad.

-Elisa, ven (perezosamente me acurruco entre los brazos de mi Señor)

Charles Baudelaire

18 octobre 2007

aaa130.gifLa Beauté aaa130.gif

barres68.gif

 

Je suis belle, ô mortels! comme un rêve de pierre,
Et mon sein, où chacun s’est meurtri tour à tour,
Est fait pour inspirer au poète un amour
Eternel et muet ainsi que la matière.

Je trône dans l’azur comme un sphinx incompris;
J’unis un coeur de neige à la blancheur des cygnes;
Je hais le mouvement qui déplace les lignes,
Et jamais je ne pleure et jamais je ne ris.

Les poètes, devant mes grandes attitudes,
Que j’ai l’air d’emprunter aux plus fiers monuments,
Consumeront leurs jours en d’austères études;

Car j’ai, pour fasciner ces dociles amants,
De purs miroirs qui font toutes choses plus belles:
Mes yeux, mes larges yeux aux clartés éternelles
!
 

Charles Baudelaire

radce739.gif

Paul Verlaine

18 octobre 2007

 

raddfd6b.gifMelancholia (A Ernest Boutier) – Mon Rêve Familier raddfd6b.gif

1zgqqn8ef1.gif

Je fais souvent ce rêve étrange et pénétrant
D’une femme inconnue, et que j’aime, et qui m’aime,
Et qui n’est, chaque fois, ni tout à fait la même
Ni tout à fait une autre, et m’aime et me comprend.

Car elle me comprend, et mon coeur transparent
Pour elle seule, hélas ! cesse d’être un problème
Pour elle seule, et les moiteurs de mon front blême,
Elle seule les sait rafraîchir, en pleurant.

Est-elle brune, blonde ou rousse ? – Je l’ignore.
Son nom ? Je me souviens qu’il est doux et sonore
Comme ceux des aimés que la vie exila.

Son regard est pareil au regard des statues,
Et, pour sa voix, lointaine, et calme, et grave, elle a
L’inflexion des voix chères qui se sont tues
.

Paul Verlaine

rad1720f.gif

1234